Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

jueves, 17 de abril de 2014

"Día del Empleado de Farmacia" y la LUCHA por nuestros derechos

"Día del Empleado de Farmacia" y la LUCHA por nuestros derechos en farmacity


13 de abril, para muchos un día más, pero para más de diez mil trabajadores de farmacias es su día, es su derecho al descanso, es un día de reconocimiento a su esfuerzo y dedicación diaria en este oficio.

Mañana fría de domingo, el sol asoma tímidamente a la postre, sin calentar demasiado el lomo del laburante que se dirige a su puesto de trabajo; como el soldado que se dirige a dar una nueva batalla, una nueva lucha; por lo bajo grita su disconformidad, su deseo de que las cosas cambien, su anhelo de sentirse valorado por una empresa que, como mucho, le dará 25 pesos como recompensa por haber trabajado todo un domingo.

Mochila al hombro, camisa de poliéster celeste con bordado naranja con la leyenda "Farmacity" y pantalón beige, viaja algunas horas hasta llegar a su farmacia, a su trinchera y lo esperan otros compañeros, con la misma cara de resignación que este, lamentando otro domingo fuera de su hogar, el de no disfrutar junto a su familia de un almuerzo, de un paseo a la plaza o simplemente el de agasajarse con una siesta dominical. En lugar de ello, recuerda las caras de tristeza de sus hijos que se van alejando al mismo tiempo que el bondi arranca al destino indeseado.

Para él, disfrutar de un domingo, se ha convertido en un lujo.

Llega a destino, se prende un cigarrillo, hace tiempo, se rehúsa a entrar, reflexiona, toma coraje, llega a la puerta de la farmacia que se abre automáticamente y lo invitar a ingresar para continuar con su padecimiento.

Del otro lado de la ciudad, se escuchan voces, vibraciones como el caminar de un gigante, un sonido estruendoso como el rugir de un león.

Son los trabajadores de Farmacity que calientan sus gargantas en un grito profundo que dice…

¡BASTA!

Basta a la explotación, a la codicia, basta al maltrato y hostigamiento.

-Estamos acá por un domingo digno- dicen los pibes de Farmacity, mientras suenan incansablemente los bombos, los redoblantes y los fuegos artificiales iluminan el cielo a plena luz del día, reflejando que la lucha por sus derechos es la mejor manera de festejar su día, el "Día del Empleado de farmacia".

Se suman cada vez más trabajadores, flameando sus banderas; no hay otra posibilidad que cortar la famosa calle de los teatros con el emporio del Abasto de fondo; los vecinos se arriman, preguntan, no entienden ni comprenden la situación, no pueden creer como "una gran empresa como Farmacity" les pague a sus trabajadores 25 pesos por trabajar un domingo, sin franco compensatorio… sin nada.

Los clientes, en una mezcla de sorpresa y curiosidad, se acercan y se solidarizan con los trabajadores de "farma", piden firmar un petitorio, expresan su enojo, se retiran del local de Farmacity indignados con un compromiso de elevar su queja a los directivos de la empresa. Su malestar no queda allí, los escoltan y entre broma y broma, acompañan los cantitos que se pronuncian en contra de la explotación y a favor de la lucha obrera, de su lucha, de tu lucha, de nuestra lucha.

A los lejos, haciendo el aguante a los compañeros, se acercan "Los Rebeldes", "Los Rebeldes de Martin Fierro" que desde Merlo trajeron su murga, su alegría y le dieron el color que le faltaba al festejo.
Mientras las bocinas de los autos circulantes por el lugar siguen el ritmo de la batucada, las pancartas y grafitis, como medio independiente de comunicación, expresan lo suyo, el motivo del porque los trabajadores de Farmacity salen a la calles, se manifiestan, se movilizan; el porqué de un conflicto que no iniciaron los trabajadores, sino la avaricia de una empresa que pretender enriquecerse a costillas de sus empleados.

En este marco de festejo y reivindicaciones, se termina otra jornada de lucha; no la ultima por supuesto, pero antes de ello, dirigen la palabra a todos los presentes los compañeros de Farmacity, del Dr. ahorro, Azul, Vantage y otras farmacias de menor renombre como así también los muchachos del depósito -CDF- de Farmacity que también dieron su pelea en contra de la tercerización y la precarización laboral cuando esta empresa intento pauperizar y basurear su trabajo. Si bien estos últimos están encuadrados en otro gremio, esa no fue excusa suficiente como para no decir presente. Todos ellos que mencionamos anteriormente expresaron su solidaridad con la causa, con la causa de los trabajadores de Farmacity.

Tampoco hay que olvidarse de las diferentes organizaciones obreras y barriales que de forma desinteresada dejaron bien claro su compromiso con la clase a la que pertenecemos todos, como el Frente de Izquierda, El PO, La FORA, el periódico sindical clasista "El Roble" y demás.

Pero sin duda, los estudiantes nucleados en la FUBA (Federación Universitaria Argentina) y en el CEFYB ( Centro de Estudiantes de la Facultad de Farmacia y Bioquímica) dieron la nota, acompañando todo este tiempo, todas las luchas que los empleados de Farmacity vienen realizando, entendiendo que la lucha de los estudiantes y trabajadores van en el mismo sentido, por el mismo camino ya que el día de mañana muchos de ellos también estarán de este otro lado. Y como dijo Matías Kennedy -Presidente del Cefyb- los estudiantes son un aliado estratégico de los trabajadores.

Y terminamos haciendo propias las palabras de Matías Pinto, delegado de Farmacity: "Perdamos el miedo, no entremos en el juego en el que quiere sumergirnos la patronal negrera de Farmacity ni otras instituciones, dejemos las diferencias personales de lado y vamos para adelante que todos juntos podemos!!!"

"Para disfrutar el mañana, hay que pelear el ahora"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada