Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

lunes, 21 de mayo de 2012

Paritarias de farmacia 2012: distintas caras de una economía convulsionada

  Podemos escribir cientos de palabras, dicutir y reunirnos en el cafe otras tantas pero los unicos que realmente pierden con estos metodo de dilacion y prolongacion del conflicto son los trabajadores.Tendremos que analizar abiertamente donde queremos llegar y si la ruta elegida nos llevara a destino. 

By Trabajadores de farmacias




 Paritarias de farmacia 2012: distintas caras de una economía convulsionada

Los trabajadores siguen reclamando un 32 por ciento de aumento, y presionan a las farmacias. Pero el precio de los medicamentos están “planchados”, y ponen en tensión las posturas. El mercado negro atenta contra la rentabilidad, y evade por 1.300 millones de pesos por año.  Las dilaciones en los pagos de las obras sociales, la concentración de algunos laboratorios en algunas farmacias y el mercado a la baja . Se tensa la cuerda en la negociación.

Bajo el ruido de los bombos, los empleados de farmacias de Lomas de Zamora y alrededores se movilizaron ayer en reclamo de aumento salarial. El pedido, que se hizo frente a una conocida farmacia de Hipólito Yrigoyen y Las Heras, se da en el marco de las paritarias 2012, que siguen sin resolverse. Pero este año, a diferencia de otros, la situación económica es más compleja: el sector farmacéutico vive tensiones a partir de varios aspectos sin resolver, como la venta ilegal y la baja en la rentabilidad. En ese contexto, las cuentas no dan, y chocan las posiciones de cada actor. Así, se tensa la cuerda y nadie se anima a decir cómo puede terminar la disputa.




 El reclamo de la Asociación de Empleados de Farmacias (ADEF) va en el mismo rumbo que la de la mayoría de los gremios. El sindicato pide un 32 por ciento de aumento, de la mano de la suba del costo de vida. Para eso, se encuentran movilizados y en estado de “alerta y movilización”. en la zona sur, a la protesta de ayer de Lomas se suman otras realizadas en Berazategui y Avellaneda, y según pudo confirma este medio seguirán en estos días.

“Estamos pidiendo un 32 por ciento de aumento, que nos parece lo más razonable por el costo de vida que sigue subiendo. Por ahora estamos en etapa de negociación”, afirmó en diálogo con el portal Diario del Sur Luis Méndez, responsable de la filial Lomas de Zamora de ADEF. La negociación se lleva a cabo con la Cámara de Farmacias de la Zona Sur de la Provincia de Buenos Aires (CAFASUR), que según Méndez ofreció “un 25 por ciento de aumento”.

Por el momento, la paritaria farmacéutica sigue trabada, y por ahora no hay una perspectiva de arreglo. Por esto, la semana pasada, el gremio se declaró “en estado de alerta y movilización”, y no se descarta una medida de fuerza en todo el país. “ADEF pone en conocimiento de la opinión pública que continúa en estado de alerta y movilización, decisión de sus cuerpos orgánicos adoptada ante la negativa de las cámaras empresarias del sector a aceptar los justos reclamos que los trabajadores de farmacia vienen planteando en el ámbito de las negociaciones paritarias”, subrayó un comunicado firmado por el secretario general del gremio, Alfredo Ferraresi y su adjunto, Víctor Carricarte. El gremio advirtió que “como lo demuestra su trayectoria por más de cien años, no renunciará a la defensa del poder adquisitivo de los salarios ni a las condiciones de trabajo dignas consagradas en el Convenio Colectivo de Trabajo”.

El reclamo del 32 por ciento choca con una dura realidad: el cepo que tienen el precio de los medicamentos, que este año podrán subir un 15 por ciento promedio. Este abismo entre el reclamo (justo) de los trabajadores y el margen de rentabilidad cada vez más acotado, hace que el sector entre en contradicción. La cuerda se tensa, y las salidas son pocas. Una de las alternativas sería combatir fuertemente los males que atentan contra la rentabilidad de la farmacia, en especial el mercado negro. Desde hace un tiempo los farmacéuticos vienen denunciando el tráfico de medicamentos adulterados, así como la venta fuera de farmacias, algo prohibido por una ley nacional. Además del lógico problema sanitario (22 mil intoxicaciones hablan por sí solas) el desastre económico que esta práctica trae está a la vista de todos.

Algunos hablan de que el 10 por ciento de los medicamentos que circulan son falsificados, es decir, provienen de bandas delictivas. Como explica en un reciente trabajo Lautaro Renati, abogado egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata master en Economía de la Salud y del Medicamento de la Univesitat Pompeu Fabra de Barcelona, en la Argentina los fármacos que se vende fuera de farmacias, de forma ilegal, ascienden a los 1300 millones de pesos anuales.

Ese enorme caudal de dinero, que evade impuestos y no tiene ningún tipo de control, puede ser un “salvavidas” para las farmacias, que al recuperar esta porción del mercado pueden airear sus cuentas. Por lo pronto deben afrontar un reclamo justo con una queja válida: los números no dan. “Están pidiendo algo que no podemos dar, así de simple. No es cuestión de voluntad, es cuestión de números, en este contexto de precios prácticamente paralizados, de mercado negro que sigue intacto y de inflación, no tenemos salida”, le confió a MIRADA PROFESIONAL una fuente muy importante del sector farmacéutico.

Los informes presentados por MIRADA PROFESIONAL de cómo algunos laboratorios concentran sus descuentos en ciertas farmacias, la dilación y el estado en alerta de las obras sociales provinciales y sindicales. Los atrasos corrientes en las acreditaciones de los montos que les corresponden abonar al PAMI por las prestaciones dadas a meses vencidos a las boticas. Los robos y los aumentos de costos hacen que se aguarde para los próximos meses, un clima de extrema tensión. En principio, ya se detectan focos de intransigencia y de posiciones indeclinables.
Nos esperan tiempos muy difíciles. Las partes lo declaran y lo reconocemos a simple vista.

Fuente: MiradaProfesional.com
Por Nestor Caprov







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada