Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

miércoles, 26 de junio de 2013

A un año de una lucha histórica de los trabajadores de Logística Farmacity.

A un año de una lucha histórica de los trabajadores de Logística Farmacity.



Todavía resuenan los bombos y los cánticos sacados de los pelos en una esquina de la calle Alem aquella mañana fría de Junio del 2012. Los trabajadores de Farmacity fuimos empujados a una lucha que no planteamos de antemano. Llevados a un extremo de elegir entre salir a la calle o dejarnos tercerizar elegimos la primera. Duras jornadas entre el frío helado calentando nuestras gargantas y endureciendo nuestras esperanzas de luchar por la dignidad de un trabajador frente a la patronal. Con la suerte echada por parte de la empresa y un cuerpo de delegados que nunca nos apoyó (firmando incluso la tercerización) nos convertimos en un bloque compacto que brazo con brazo sostenía a los compañeros que empezaron a creer (de a poco y a los golpes) que esta la ganábamos todos juntos o firmábamos la precarización al estilo Guía Laboral.




Fueron 3 audiencias en la dependencia del Ministerio de Trabajo de la calle Callao (el primer corte lo hicimos en Alem) en donde 5 compañeros en representación de decenas que cantaban y se expresaban en la calle, expusieron y llevaron la decisión de la mayoría votada en asamblea: NO A LA TERCERIZACION. Fueron los propios protagonistas, las bases, quienes “decidieron”  no ser carne de picadero en la crisis nacional que las patronales quieren cargar a los trabajadores. Con la voluntad de defender su continuidad laboral (estabilidad), sus condiciones de trabajo y su dignidad, florecieron decenas de activistas y luchadores con conciencia de clase que pusieron un freno a la arbitrariedad presentada por la patronal y el cuerpo de delegados. Llamadas intimidatorias en los domicilios particulares, amenazas de despidos, negación de ropa “Farmacity” en plena época invernal (los que estaban en las “listas” se les negaba ese derecho), aprietes y acoso psicológico en las oficinas de recursos humanos, etc. Estos hechos no hicieron más que cosechar el espíritu de lucha que amanecía en muchos y que lo demostraron poniendo el pecho por ellos y por los compañeros que seguían en sus puestos de trabajo convencidos de las palabras “felices” del cuerpo de delegados.


Lo dijimos y lo repetimos: la lucha no termina porque fue solo un comienzo. Cada día es un día que hay que construir en la unidad, la organización y la solidaridad, dejar las necedades y los orgullos de lado para formar una verdadera masa compacta que haga pensar dos veces cualquier atropello que intente la patronal, como también, desalentar a cualquier agente que piense en  afectar los intereses de los trabajadores de Farmacity.
 La Agrupación Farmacity en Lucha saluda a todos los compañeros en este 1º aniversario de una lucha modelo para la clase obrera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada