Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

sábado, 22 de marzo de 2014

El 12 de marzo comienza la aplicación de la resolución 1632/13

El 12 de marzo comienza la aplicación de la resolución 1632/13


Hoy debía entrar en vigencia una norma nacional que les pone límites. Pero por decreto la Ciudad asumió el control.

Se suponía que desde hoy, por orden del Gobierno nacional, las farmacias debían retirar de sus góndolas todo lo que no fueran remedios o productos de cosmética e higiene personal.Bebidas, golosinas, libros, discos o productos electrónicos, entre otros, ya no podrían venderse más en esos locales, afectando la actividad de grandes cadenas que operan en la Ciudad.
Pero a último momento, el gobierno porteño intervino con un criterio más permisivo. Y ahora entre los farmacéuticos lo que reina es la confusión: no tienen certezas sobre qué pueden vender ni sobre quién los controlara.La historia comenzó en octubre pasado, cuando la resolución 1632/13 del Ministerio de Salud de la Nación estableció que las farmacias sólo podrían vender medicamentos, productos de “higiene o estética” y otros con cualidades “profilácticas, desinfectantes, insecticidas” o similares.Se esperaba que esa norma entrara en vigencia hoy y sólo en la Ciudad, porque ninguna de las provincias se había adherido y porque sólo en territorio porteño la Nación mantenía el poder de controlar a las farmacias. Incluso el Gobierno le había adelantado a entidades del sector que hoy mismo sacaría inspectores a la calle a verificar su cumplimiento.



Pero a horas de esto, el gobierno de la Ciudad resolvió hacerse cargo del sector, dejando todo en la duda.Ya el 24 de enero, un primer decreto (el 41/14) firmado por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, había establecido que la Ciudad, en uso de su autonomía, se haría cargo de la habilitación de las farmacias en su territorio, contemplando que esos locales pudieran además desarrollar “otras actividades comerciales” que “no interfieran” con la venta de remedios. Así, se opuso a las restricciones de Nación.Anteayer, finalmente, con un nuevo decreto de Macri (el 98/14), la Ciudad se hizo cargo también de la “fiscalización y control técnico” de las farmacias, y reivindicó su potestad constitucional de “ejercer el poder de policía” sobre ellas, algo que hasta ahora monopolizaba la autoridad sanitaria nacional.Sorprendidas por este nuevo paso del Gobierno porteño, anoche entre los farmacéuticos reinaba la incertidumbre.
Algunos creían que la medida porteña ya invalidó la nacional, porque ya no hay quién la haga cumplir. Otros sostenían que para eso habrá que esperar días o semanas, con lo cual hoy sí regirían los nuevos límites.“La Nación dice una cosa, la Ciudad dice otra. Y nosotros, en el medio, ni siquiera sabemos quién nos va a controlar”, protestó Carlos Villagra, titular de Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales. Y contó que ayer, en una reunión con otras entidades, resolvieron pedir una reunión al Gobierno porteño para pedirle aclaraciones.La restricción nacional preocupaba a un buen sector de las farmacias porque, tal como estaba redactada, parecía que la prohibición también podía dejar fuera de las farmacias a productos que sí son típicos y tradicionales de esos comercios, como termómetros, mamaderas o lentes de contacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada