Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

miércoles, 28 de octubre de 2015

PATOTERO DEL “GEN” AMENAZA A UN CONSEJERO DIRECTIVO DE ANTÍDOTO

Durante la tarde del día martes tuvo lugar un grave hecho en el hall de nuestra Facultad. Un int...egrante de la agrupación “Gen FFyB” intentó agredir con un elemento punzante a Matías Kennedy, militante de la agrupación ANTÍDOTO y consejero directivo estudiantil de la Facultad.
El agresor, llamado Marcos Sosa (alias "Richard"), no es estudiante de FFyB sino un empleado pago de la Facultad, cuya única función es repartir volantes de la agrupación “Gen FFyB”, amenazar y amedrentar a miembros de otras agrupaciones (incluyendo comentarios machistas hacia compañeras). No contento con la primera amenaza, posteriormente volvió a amenazar al mismo miembro de ANTÍDOTO, lo que fue registrado por video (VER VIDEO). Advertimos sobre la gravedad de lo sucedido y hacemos responsable a las autoridades de la Facultad de la integridad física de los militantes de ANTÍDOTO.

Apenas sucedido el hecho, solicitamos una reunión a la Decana explicando la gravedad de los sucedido, a pesar de lo cual no fue otorgada. Posteriormente, solicitamos al Rector de la UBA una audiencia, que se realizó ayer jueves, donde se comprometió a tomar cartas en el asunto.

El mismo día que sucedió esta amenaza, en la Facultad de Medicina dos patoteros que responden a la agrupación “Nuevo Espacio” golpearon a un miembro de “Antídoto Cs. Médicas”, cuyo resultado fueron 3 puntos en el pómulo derecho

(VER: https://www.facebook.com/antidotocsmedicas/photos/a.165105643825636.1073741826.165105610492306/165105657158968/?type=1&theater).

Rechazamos la utilización de patoteros a sueldos dentro de la Universidad de Buenos Aires contra las agrupaciones que denunciamos los negocios que llevan adelante las autoridades de la UBA a costa de la educación pública. Pretenden con patotas y amenazas evitar que sigamos denunciando a los corruptos y sus negocios.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada