Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

miércoles, 27 de marzo de 2013

Denuncian a Farmacity por posición dominante.

DENUNCIA A FARMACITY POR UNA PRESUNTA POSICIÓN DOMINANTE.



La Cadena administrada por el grupo Pegasus, continúa eludiendo leyes vigentes.



La guerra entre Farmacity y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) sumó un nuevo capítulo, tras la decisión de la entidad gremial de denunciar a la cadena controlada por el grupo Pegasus ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.
Los farmacéuticos tradicionales acusan que Farmacity viola las leyes que regulan la venta de especialidades medicinales, lo que derivó en el cierre de más de 1600 locales de pequeños competidores sólo en la Capital Federal.
"La apertura de una nueva boca de expendio de la cadena determina el cierre en el corto plazo de un promedio de 20 farmacias tradicionales, con la consecuente pérdida de empleos en el sector. Además, el poder financiero de las grandes cadenas produce una transferencia de clientes en gran escala, especialmente en la compra de productos de alto costo y alta cobertura, diluyendo el rol social del farmacéutico tradicional", explicó Ricardo Aizcorbe, presidente de la Confederación Farmacéutica.
Concretamente, en la COFA acusan a Farmacity de una presunta violación de leyes que obligan a las farmacias a despachar la venta de medicamentos a través de mostradores y no por góndolas, aun en el caso de los remedios de venta libre. Y por ofrecer en sus locales productos como alimentos o artículos de librería que en teoría no deberían vender las farmacias.
Sin embargo, en la propia entidad reconocen que Farmacity hoy está lejos de tener una participación dominante del mercado. Según datos de la COFA, la cadena de Pegasus controla en promedio 15% de la venta de medicamentos en las ciudades donde tiene operaciones. Por su parte, en Farmacity explican que su incidencia en el mercado nacional no llega al 5%, lo que haría difícil probar una posición dominante.
Antecedentes
La denuncia de los farmacéuticos se suma a la que ya había presentado hace dos semanas el Colegio de Farmacéuticos de Mendoza.
En este caso, los profesionales mendocinos buscan anular el ingreso de Farmacity, que puso un pie en territorio cuyano hace dos años y medio, con el argumento de no cumplir con las regulaciones provinciales sobre las figuras legales para operar una farmacia.

Por Alfredo Sainz | LA NACION

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada